Lo bueno y lo malo de: El EDM (Electronic Dance Music)

Imagen

Inaugurando una nueva sección en Todofíla; te presentamos: Lo bueno y lo malo  donde te traeremos un análisis detallado de algún tema controvertido con pros, contras e información para que tu mismo saques tus conclusiones. Estará dividido en una sección de análisis (breve historia del tema ), una sección de pros (lo bueno) y una sección de contras (lo malo) para finalmente dar una conclusión. Algo así como un trabajo de la escuela pero con temas más interesantes, bienvenido.

Análisis:

El EDM o Electronic Dance Music es un género ya bien conocido en la sociedad, donde como su nombre lo indica se utilizan instrumentos exclusivamente electrónicos tales como mezcladoras, computadoras (o mejor dicho programas de mezcla, producción, etc) drumpads y más artilugios con el fin de crear música generalmente bailable que se creo con el fin de ponerlas en los antros y fiestas. Hijo bastardo de la música disco y nacido en los 70s de la mano de un genio musical: Giorgio Moroder (de quien probablemente sólo tengas conocimiento de existencia por su colaboración con Daft Punk) quien con un sintetizador y de la mano de Donna Summer creó las bases para el monstruo de lo que ahora conocemos como música electrónica.

Tuvo un éxito rotundo en las décadas de los 80s y 90s logrando su consolidación en la generación de los 2000s donde la tecnología y la música recién unirían más su lazo, dando origen a nuevas formas de creación, producción y distribución que serían los primeros destellos de lo que ahora conocemos. Chemical Brothers y Daft Punk son los nombres que podemos citar como los veteranos de este movimiento quienes en 1991 y 1993 (respectivamente) detrás de una tornamesa y con álbumes llenos de innovación y creatividad como el Homework o el Dig Your Own Hole dejaron boquiabiertos al mundo, a Mtv, y principalmente daban el tiro de gracia al movimiento de moda en esa época, el grunge.

Llegan los 2000s, con un temor de que las computadoras fallaran, de que el apocalípsis se presentara y de que la locura se propagara a nivel mundial; no fue más que otra peda de fin de año pero más intensa. Con la llegada del nuevo milenio también llegó nueva música, el auge del pop, el renacer del indie rock, el nu metal, el screamo y el despegue inicial de la música electrónica. A los Chemical y Daft se le unieron Röyksopp y The Prodigy quienes tomaron auge con su concepto de rock y electrónica fusionados. Mientras tanto en Francia y Holanda 2 djs desconocidos lanzaban un álbum compilatorio y un sencillo junto a Chris Willis , este par de djs escalaron poco a poco en los top charts de sus países y algunos otros hasta hacerse de un nombre al que todos volteaban a ver. Estos Djs eran nada más y nada menos que Dj Tiesto y David Guetta, mencionandolos por convertirse en sensación del momento y promesas del futuro (se deja fuera a Armin Van Buuren por el hecho de que no llegara al estrellato popular sino solamente al del género electrónico) .

Llega el 2010 y después del éxito comercial apenas aceptado de la electrónica, se espera un disco que rompa barreras, que guste a todos, traspase las barreras de los géneros y haga de este género algo universal. Llega el disco One Love de David Guetta , el responsable de que el EDM hoy por hoy sea lo que es. El pop bailable en su más puro estado, colaboraciones a la medida de artistas de talla internacional como Kid Cudi, Black Eyed Peas o Estelle , un disco repleto de sencillos bailables y canciones pegajosas, una obra maestra, el disco parte-aguas de una generación que se tocó innumerables veces en discotecas, fiestas, radios, etc. El disco que hizo de Tomorrowland, Ultra Music Fest y más festivales lo que son ahora, el disco que hizo de Ibiza el lugar soñado por todo dj a nivel mundial, el disco que pudrió a toda una generación de Djs.

No necesito contarles el final de esta historia pues ya la saben, de como Guetta quiso repetir la fórmula y sacó su peor disco, de como el dubstep de la mano de un ex músico emo que renació y bautizándose como Skrillex se volvió un ícono y sobre todo un género popular. De como creativos de producción como Steve Aoki o Afrojack dieron un salto al dj y llegaron a encabezar carteles de Lollapalooza o incluso carpas en Coachella, casas disqueras como Dim Mak o Ed Banger crecieron hasta ser los emporios que son hoy. Artistas pop que aderezaron su música con toques de electrónica para revivir sus carreras e incluso de rock como el penosísimo caso de Korn,  Tomorrowland uno de los mejores festivales del mundo con boletos que se agotan en horas y un género que obtuvo más poder que nunca, más promoción que nunca, más artistas que nunca, más popularidad que nunca… menos calidad que nunca.

Lo bueno:

-Como cualquier moda tiene que desaparecer, el último Tomorrowland se mostró a la mitad de calidad en cuanto música que el del año pasado, la desaparición de los titanes Swedish House Mafia y sus canciones cada vez más repetitivas están haciendo del EDM algo predecible y con caducidad.

-Ciertamente como en cada moda, hay sus honrosas excepciones y hay grupos o djs electrónicos como Justice, Disclosure o Diplo que levantan la mano de la música electrónica y al aún no ser música de antro se defienden con propuestas nuevas y frescas.

-Con lo dicho anteriormente la moda se irá junto todos aquellos fans de pose adolescentes y los verdaderos fans nos quedaremos a disfrutar de las delicias que algunos músicos sigan haciendo.

Lo malo:

-Obviamente toda moda llega internacionalmente y México no pudo ser la excepción quien decidió que sus ídolos de multitudes iban a ser 3 talentosos djs regios que desperdician sus habilidades produciendo un incómodo y ciertamente insípido género llamado tribal. Lamentable.

-Esta moda de 3 años está resultando realmente odiosa, no hay estación de radio donde no pasen canciones de House o pop con drops de dusbtep, se volvió algo genérico y predecible.

-Es triste que músicos talentosos con esto de la moda  del EDM se hayan prestado a hacer este tipo de géneros, personalidades como Paul MacCartney o Mick Jagger colaborando con djs nos hacen perder la fé en su talento artístico. Incluso Joan Sebástian terminó haciendo musica electrónica… hágame usted el chingado favor.

Conclusiones:

Si bien el EDM es un género destinado a desaparecer como moda, debemos de aceptar que por más nefasteados que estemos de las canciones. hartos de oir las mismas canciones en las fiestas y de oír a tu amigo que con su Virtual Dj Free se siente Deadmau5, se debe  de aceptar que en su momento nos embeleso a todos y que las primeras veces nos dejó satisfechos. No es un mal chiste sino que ya lo han contado muchas veces. Esperemos una pronta desaparición de esta moda y una evolución más interesante en el ámbito musical, al fin y al cabo fiestas siempre va a haber, lo que varía es la música.

Para cualquier sugerencia, comentario o mentada de madre escribe en la caja de comentarios o mandanos una mención a @Todofilia .

Hecho por: @francocalipsis

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s